Prólogo de Infectus – Por Carlos Sisí


8 Comments// Posted in Blog by on 08.25.10.

A falta de pocos días para que se ponga a la venta la novela, os enseño el prólogo que ha escrito para el libro el bueno de Carlos Sisí, autor de “Los Caminantes” (y su segunda e inminente parte: Necrópolis); del cual no hay descanso de buenas críticas, incluída la mía desde que lo leí el año pasado, siendo de las mejores lecturas “Z” que os podéis echar encima. Para mi es todo un honor que Carlos, como escritor y como amigo, se prestase a la labor de realizar el siguiente prólogo:

PRÓLOGO

Carlos Sisí

A menudo las empresas de mayor éxito encierran historias todavía más interesantes de su concepción. Los fundadores de Apple casi forjaron el tan traído sueño americano concibiendo su primer ordenador en el garaje de la casa de sus padres, y el tremendo éxito de La Conjura de los Necios, premio Pulitzer de 1981, se debe a la implacable tenacidad de la madre del autor, quien se decidió a ver publicado el libro, pese a los numerosos rechazos editoriales.

Son, como decía, testimonios de esfuerzo. Y sobre todo, de ilusión. Porque si Ángel Villán es el padre indiscutible de Infectus, la Ilusión es su madre.

Yo tuve la fortuna de conocer el foro que vio nacer el basto mundo de Infectus en un momento en el que apenas empezaba a rodar. Día a día, Ángel Villán nos regalaba con pequeños capítulos donde cientos de foreros asistían al nacimiento de lo que, con el tiempo, se convirtió en objeto de deseo de todos sus seguidores. Infectus se entretejía lenta pero contundentemente, desarrollando las fuertes y poderosas raíces de sus muchas subtramas que luego se desarrollaban de forma magistral. También los personajes iban apareciendo, conjurados por la pluma de Villán, y aportando nuevos e inesperados giros en la historia. Ángel sorprendía siempre, y parecía escribir en algún lugar inalcanzable, muy por delante de todo lo que sus lectores podían conjeturar. Justo cuando todo parece ya predecible, la historia da un quiebro y te lleva por nuevos derroteros, enriqueciendo la lectura.

Fue el boca a boca el que se granjeó los cientos de lectores que, diariamente, leían con ansia las aportaciones de Villán. El hilo de la historia crecía exponencialmente, y cada pequeña aportación generaba automáticamente varias decenas de entusiastas comentarios. Sus fans opinaban, aventuraban posibles acontecimientos, votaban y, sobre todo, discutían con el autor. Esta sinergia extraordinaria, del todo inusual en el mundo literario, permitió una suerte de concepción mágica que permitió a Villán moldear cuidadosamente su Infectus. Y vaya si lo hizo. Puso en ello el cuidado exquisito de un artesano, de un maestro escultor que pule, corrige y aprende; y también el cariño de un padre, que lleva su progenie con mano cariñosa pero inflexible hasta su madurez.

Y así nació Infectus, favorecido por la inmediatez del medio que propició su creación,  hija también de los nuevos tiempos y contrapunto de la imagen del escritor solitario que desgrana, palabra a palabra, el contenido de sus sueños y pesadillas. Siempre perfeccionista, desde el primer borrador del 2006 han sido necesarias numerosas revisiones para que Villán se sintiera a gusto con su obra, enriqueciendo la historia y corrigiéndola a medida que él crecía y perfilaba sus habilidades como escritor, ayudado y aconsejado por profesionales como Víctor Conde y Juande Garduño, que partícipes en el foro, encauzaron por el buen camino sus malas costumbres.

En este crisol fantástico, el mundo así generado es tan rico y enorme, tan sorprendente y sólido, que ha inspirado a numerosos lectores a tomar prestados varios de sus personajes y recursos para crear sus propias historias paralelas. Sin duda da una idea bastante aproximada de la envergadura de la historia en la que está a punto de embarcarse.

Inmersión, por cierto, que sorprende desde el primer momento. Porque Infectus está narrada en la segunda persona del singular, refiriéndose a ti, como lector, en todo momento. Reconozco que este hecho no era santo de mi devoción, acostumbrado más a la forma tradicional, pero lo cierto es que a las pocas páginas, esta opera prima me atrapaba con mano firme y me hacía sentirme involucrado de una manera especial. Las escenas que se nos descubren a medida que la historia progresa adquieren una dimensión única, y cuando llega el punto de concentración, se alcanza la ilusión mágica de que la historia se está viviendo en ese momento, y que de alguna forma, estás ahí, junto al resto de los personajes.

Éstos, cabe destacar, son de los que te acompañan después de terminar la obra, algo que no me ocurría desde hacía bastante. Las ocurrencias de Belmiro y el infantil encanto de Cora son difíciles de olvidar. Afortunadamente, la historia no muere  en los dos volúmenes que se nos ofrecen; el autor ha creado un protagonista  potente y complejo, rodeado de antagonistas y personajes secundarios que brindan unas posibilidades tremendas.

No quiero extenderme mucho. Es el  momento; Infectus ha alcanzado por fin su madurez y se ofrece ahora en delicioso papel con olor a imprenta, a tinta, y somos muchos los que lo estamos celebrando. A pesar de su juventud, la locomotora a la que se ha subido Ángel va a toda máquina, y no tengo ninguna duda de que pronto podremos seguir disfrutando de los mundos que, en estos momentos, se cocinan a fuego lento dentro de su portentosa imaginación.

Pase la página. Pase la página, y juzgue usted mismo porqué tantos otros sucumbieron ante la propuesta de Villán.

Carlos Sisí – Julio del 2010

  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • FriendFeed
  • Meneame
  • RSS
  • Tumblr

You can leave a response, or trackback from your own site.

8 Responses to “Prólogo de Infectus – Por Carlos Sisí”

  1. las horas del mar dice:

    guoooooo!!! :D

    como mola, que ganas tengo ya de tenerlo en mis manitasssss :)
    interesante aperitivo :)

    skass, love yuuuuu, te echo de menos :(

  2. Trevas dice:

    Por fin, poco a poco se va viendo la luz… Excelente prologo, y refleja de forma impecable la historia del “como se hizo”. En cuanto puedo caerá en mis manos… :D

  3. Badfun dice:

    Si fuese un video se llamaria”Making Of…”

  4. Que magnifico prologo, amigo Angel. No todo el mundo puede sentir la inmensa satisfaccion que supone el que alguien como Carlos haya puesto tanta pasion en sus palabras a la hora de presentarnos tu novela. Y me consta qu no exagera un apice.
    Por si alguien todavia lo dudaba, Carlos deja bien claro, de esa forma tan especial como tan solo el sabe hacerlo, que Infectus resulta una lectura imprescindible para los amantes del genero.
    Un saludo.

  5. Fer dice:

    Sin palabras y poneindo en letra lo que realemnte es Infectus. ;)

    Fer

  6. Papish dice:

    Carlos, enhorabuena por tu prólogo :)

    ¡Estoy deseando tener ya los dos tomos! :D:D:D:D:D

  7. Carlos Sisi dice:

    El mérito no es mío… Infectus se merece eso y más, sólo he descrito lo que la obra hace sentir, que al fin y al cabo, es lo más sencillo del mundo :)

  8. Rafael dice:

    Pues no conocía el libro, pero después de leer el primer capítulo y siendo Carlos quien lo recomienda creo que va a caer pronto.

Leave a Reply